Enemigos de la salud oral: tabaco y alcohol

El consumo habitual de alcohol y tabaco es enemigo de la salud general, pero también supone un grave peligro para la salud oral. El tabaco y el alcohol se asocian a patologías como el cáncer oral o la enfermedad periodontal, además de ser los causantes del fracaso de muchos tratamientos dentales.

El tabaco contiene numerosos metales pesados que al entrar en contacto con la mucosa oral quedan fijados en ella. Además, la reacción de combustión genera calor que lesiona tanto mucosas como encías. La nicotina, principio activo del tabaco, genera vasoconstricción (estrecha los vasos sanguíneos) y provoca que lleguen menos nutrientes y menos oxígeno a los capilares (las partes finales de las venitas y arteriolas), por lo que deja a la encía desprotegida frente a agresiones externas (bacterias).

Si al efecto del tabaco le sumamos el alcohol, el riesgo de aparición de lesiones precancerosas o cancerosas aumenta exponencialmente, ya que el alcohol provoca que las mucosas se encuentren deshidratadas y más vulnerables a los efectos del tabaco.

Algunos de los efectos visibles del tabaco y el alcohol en la salud dental

  • Manchas en los dientes.
  • Halitosis (mal aliento).
  • Agravan la enfermedad periodontal (enfermedad de las encías).
  • Aumenta la predisposición a lesiones cancerosas.
  • Disminuye la percepción de los olores y sabores.
  • Retrasa la cicatrización de heridas en la boca.
  • Aumenta el dolor tras las extracciones.
  • Favorece el fracaso de los implantes.
  • Altera la composición de la saliva.
  • Predispone a la infección por hongos.
  • Produce sequedad oral.
  • Predispone a la erosión de los dientes.

¿Qué sustancias tóxicas contiene el tabaco?

Los cigarrillos contienen una gran cantidad de sustancias, todas ellas tóxicas para nuestro cuerpo.

Algunas de ellas son la nicotina, el metanol, el monóxido de carbono, el butano, el alquitrán, el arsénico, el azúcar, el amoniaco y el cadmio.

¿Qué beneficios tiene dejar de fumar?

  • A los 20 minutos de dejar de fumar, mejora la circulación periférica, la presión arterial y la frecuencia cardiaca.
  • A las 24 horas, la nicotina se elimina. Mejora el olfato, el gusto y el aspecto de la piel.
  • A las 72 horas, mejora la respiración.
  • A las 3-9 semanas, mejora la tos.
  • Al cabo de un año, se reduce el riesgo de infarto al 50%.

Más información sobre Clínica Dental Gonzalvo en:

Clínica Gonzalvo. Calle Sanclemente 15-1º, Oficina 6.

De lunes a viernes, de 09 a 19:30h

Pide tu cita: 976 795 785

•  •  •

Contacta con nosotros

Envíanos tu consulta

Close
2646
CONTACTA AHORA
Ir arriba
Call Now ButtonPedir cita