ORTODONCIA INVISIBLE PARA NIÑOS

Gonzalvo, clínica dentista en Zaragoza

Si tu hijo necesita utilizar ortodoncia, pero prefiere no llevar los típicos brackets metálicos, la mejor opción es la ortodoncia invisible. Este tratamiento permite corregir la mordida y, al mismo tiempo, mantener la estética de la sonrisa.

 

En Clínica Gonzalvo estudiaremos el caso de tu hijo de manera personalizada y le ayudaremos a conseguir la sonrisa perfecta con nuestros tratamientos de ortodoncia invisible para niños.

IMG_4957-1024x848

    BENEFICIOS DE LA ORTODONCIA INVISIBLE

    Los alineadores invisibles son útiles para corregir los problemas de mordida y alineación en todas las edades. Tanto los adultos como los niños, pasando por los adolescentes, se beneficiarán de los efectos del tratamiento.

    Ortodoncia Invisible

    Férula transparente

    Al utilizar una férula de plástico transparente, la ortodoncia resulta casi invisible. De esta manera, la estética no se ve afectada y los niños pueden seguir luciendo sus sonrisas.

    Blanqueamiento

    Buena higiene

    El aparato es removible, por lo que los niños pueden retirarse los alineadores a la hora de comer o para lavarse los dientes, y volver a ponérselos después. Por ello, el riesgo de sufrir caries se reduce.

    Ortopedia

    Sin dolor

    Debido al material del que está hecha la férula, no provoca roces, llagas ni heridas. Además, aunque ejerce cierta presión sobre los dientes, es menos dolorosa que los brackets tradicionales.

    DUDAS FRECUENTES SOBRE LA ORTODONCIA INVISIBLE PARA NIÑOS

    El tratamiento de ortodoncia invisible infantil consiste en el uso de alineadores transparentes extraíbles para corregir problemas de mordida y crecimiento de los dientes.

    El objetivo es que los niños puedan disfrutar de los mismos beneficios que ofrece el tratamiento de ortodoncia invisible para adultos, con la ventaja de que se comienza antes y, por tanto, se pueden evitar futuros defectos.

    Los alineadores que se utilizan en este tipo de tratamiento están diseñados específicamente para los niños, teniendo en cuenta que los dientes de leche son de menor tamaño. Gracias a estos alineadores se consigue crear el espacio necesario para el crecimiento de los dientes permanentes.

    La ortodoncia invisible infantil tiene como objetivo alinear y enderezar los dientes de los niños. Esto se consigue mediante unos alineadores transparentes de plástico que se adaptan a las arcadas, tanto superior como inferior.

    Nuestros ortodoncistas los diseñan y envían a fabricar en función de un plan 3D. En cada revisión, se entregan nuevos alineadores al paciente con los ajustes oportunos, de forma que los dientes se van moviendo y recolocando hacia la dirección deseada.

    Cada niño tiene en casa varios alineadores ordenados para ir cambiándolos cada semana.

    Si una de vuestras preocupaciones como padres es el tiempo que van a tener que llevar vuestros hijos los alineadores, podéis estar tranquilos. Este tratamiento de ortodoncia tiene una duración menor que cualquier otra técnica, ya que solo es necesario un único alineador para corregir los dientes y coordinar los maxilares.

    Este tratamiento puede constar de dos fases. En la primera, se realiza la llamada ortodoncia interceptiva, en niños de 6 a 9 años. Por lo general, esta fase suele tener una duración de entre 6 y 18 meses.

    Si durante esta primera fase no se ha conseguido la corrección total de los dientes, se establece una segunda fase a partir de los 10 años. La duración de esta dependerá de cada caso particular, pero puede estar alrededor de los 12, 15 o 18 meses.

    Lo más importante es que los dientes comienzan a corregirse desde el primer momento y los alineadores pueden cambiarse cada 7 días.

    Gracias a la ortodoncia invisible, los niños conseguirán una sonrisa sana. 

    Este tratamiento permite hacer espacio para los dientes que no pueden erupcionar, corregir espacios entre los dientes y apiñamientos leves, moderados o severos.

    También puede corregir los problemas de mordida cruzada y facilitar la solución de mordidas abiertas o profundas, así como favorecer el correcto crecimiento del maxilar y la mandíbula.

    Además, puede ayudar a eliminar ciertos hábitos, como chuparse el dedo o moderse las uñas.

    El tratamiento de ortodoncia invisible infantil es perfecto para niños de entre 6 y 12 años.

    En una primera fase, llamada ortodoncia interceptiva, se trata a los niños de entre 6 y 9 años. Si una vez llevado a cabo este tratamiento los niños necesitan seguir utilizando ortodoncia, se pasa a una segunda fase destinada a niños a partir de 10 años de edad.

    Los alineadores invisibles pueden extraerse para comer y beber, de manera que las comidas pueden hacerse de forma totalmente normal, sin restringir ningún alimento.

    Además, la posibilidad de quitarse la férula para comer y cepillarse los dientes aumenta la higiene dental. Con otros tipos de ortodoncia la comida puede quedarse enganchada a los aparatos, pero esto no ocurre con la ortodoncia invisible.

    Debido a la mayor higiene que proporcionan este tipo de aparatos, disminuye el riesgo de sufrir caries.

    El alineador puede resultar un poco molesto los primeros días, ya que ejerce presión sobre los dientes para lograr el objetivo deseado, pero no es un tratamiento doloroso.

    Como la férula es de plástico, no ocasiona llagas ni heridas y es compatible con la realización de cualquier deporte o actividad.

    Ir arriba
    Call Now ButtonPedir cita