erosión dental

¿Qué es la erosión dental?

La erosión dental se presenta como una de las formas de deterioro del esmalte dental más comunes. En este artículo, desde Clínica Gonzalvo te contamos qué es la erosión dental, cuáles son sus consecuencias y qué tratamientos pueden aplicarse.

¿Qué es la erosión dental?

Con el paso del tiempo, el esmalte de nuestros dientes puede verse deteriorado como consecuencia de varios motivos. Precisamente, el deterioro del esmalte dental recibe el nombre de erosión dental cuando se origina debido a la presencia continuada en nuestra boca de determinados ácidos, que poco a poco generan un efecto corrosivo en la parte externa de nuestra dentadura.

La mayor complicación que presenta la erosión dental es su carácter irreversible, pues nuestro cuerpo no es capaz por sí mismo de volver a generar el esmalte dental dañado.

En particular, son dos tipos de ácidos los que pueden dar lugar a las erosiones dentales. Por un lado, los ácidos generados por nuestro propio organismo o ácidos gastroesofágicos.

Si bien la producción del jugo gástrico por parte de nuestro estómago es imprescindible para garantizar una adecuada absorción de los alimentos, en ocasiones nuestro organismo puede generar dichos ácidos en exceso, debido a patologías gastroesofágicas o a algunos trastornos alimenticios. En este caso, nuestra saliva deja de ser suficiente para restablecer el PH de nuestra boca, alterado con motivo de tales ácidos, provocando la aparición de erosiones dentales.

Por otro lado, las erosiones dentales también pueden aparecer como consecuencia de la ingesta en cantidades desaconsejables de alimentos y bebidas con una composición fundamentalmente ácida. Nos referimos tanto al vinagre como al jugo de naranja y limón, bebidas azucaradas y alimentos cítricos.

Consecuencias de la erosión dental

Como resultado de la erosión dental, pueden producirse numerosas consecuencias negativas para la salud de nuestros dientes. Cabe recordar que el esmalte dental es la cubierta dura de la pieza dental de composición mineral cuya principal función es proteger los tejidos blandos del diente. Por ello, su degradación, además de implicaciones estéticas, también conlleva el debilitamiento de la coraza que resguarda a la dentina de agentes externos.

A su vez, la exposición de la parte interna del diente a tales agentes provoca una mayor sensibilidad dental, causando que los pacientes experimenten sensaciones molestas al ingerir bebidas y alimentos especialmente calientes o fríos.

Además, el incremento de la sensibilidad dental puede dar lugar a que el cepillado necesario tras cada comida deje de realizarse de forma adecuada para evitar molestias, lo que puede desembocar en la acumulación de placa bacteriana en la dentadura y, con ello, en la aparición de caries o de otras patologías periodontales.

En cuanto a las implicaciones estéticas anteriormente mencionadas, nos referimos a la decoloración de los dientes afectados por la erosión dental. Lo cierto es que la alteración del esmalte dental deja al descubierto la parte interna del diente, de un color ligeramente amarillo, frente al blanco natural del esmalte.

Tratamientos para la erosión dental

El tratamiento a aplicar en los casos de erosión dental dependerá de la gravedad de dicha afección en cada paciente.

Erosiones dentales leves

El tratamiento suele limitarse a señalar al paciente las pautas que debe seguir en sus rutinas alimentarias y de higiene bucal para reducir el impacto de los ácidos en su esmalte dental. Algunas de las indicaciones son las siguientes:

  • Limitar el consumo de alimentos y bebidas ácidas.
  • Tras la ingesta de productos con niveles elevados de acidez, esperar alrededor de media hora para realizar el cepillado de los dientes.
  • Utilizar un cepillo de dientes suave o medio y pastas dentífricas cuya composición facilite la restauración del PH de la boca.
  • No realizar los cepillados con demasiada fuerza.
  • Beber agua en cantidad suficiente para generar más saliva.

Erosiones dentales moderadas

Cuando la erosión haya supuesto la disminución del volumen del esmalte de un diente en concreto que empiece a dejar a la vista la parte interior de la pieza, suele ser necesaria la realización de un empaste.

Erosiones dentales graves

Se trata de casos en los que la erosión dental haya afectado a varias piezas dentales e implique la pérdida de la práctica totalidad del esmalte de los dientes afectados, dejando desprotegida por completo su dentina. En estas ocasiones, la solución suele pasar por la realización de una endodoncia y la colocación de coronas o carillas.

Contacta con nosotros

Envíanos tu consulta

Close
2646
CONTACTA AHORA
Ir arriba
Call Now ButtonPedir cita