¿Hilo dental o cepillo interdental?

Limpiar entre los dientes es una de las mejores rutinas para salvaguardar la salud de tus dientes y encías.

Si tu rutina se centra sólo en el cepillado, estás perdiendo un aspecto absolutamente crítico del cuidado de tu salud bucal, ya que permite que la placa se desarrolle en zonas a las que el cepillo de dientes no puede llegar.

Cuando se trata de esta práctica esencial, los dos métodos más utilizados son el uso del hilo dental y el cepillado interdental.

¿Cuál es la opción más adecuada para ti?

Sigue leyendo y exploraremos los pros y los contras de cada una de ellos para ayudarte a decidir la mejor opción.

Uso del hilo dental

Los estudios demuestran que tener una actitud positiva hacia el uso del hilo dental es uno de los factores que más impulsan a la creación de una rutina de uso continuo. Por ello, es esencial establecer unos buenos hábitos de cuidado bucal.

La mayoría de las personas ya están familiarizadas con su uso, por lo que empezar a utilizarlo puede suponer una curva de aprendizaje menor que la del cepillado interdental.

Aun así, aquí están los pros y los contras de cada uno.

Ventajas y desventajas del uso del hilo dental y los cepillos interdentales

  • Eliminar la placa: El hilo dental ayuda a eliminar la placa y las bacterias que se forman entre los dientes al deslizarse suavemente entre ellos.

  • Eliminar los restos de comida: El hilo dental limpia los espacios entre los dientes de comida, que puede supurar y proporcionar a las bacterias dañinas la nutrición que necesitan para crecer.

  • Prevenir las caries: El uso del hilo dental ayuda a prevenir la formación de caries -pequeños agujeros en el esmalte de los dientes– al eliminar la placa, especialmente en las zonas a las que no llega el cepillo.

  • Mantener alejada la gingivitis: El uso del hilo dental ayuda a prevenir la gingivitis, que es la fase inicial de la enfermedad de las encías.

  • Curva de aprendizaje: Si no has utilizado antes los limpiadores interdentales, es posible que no sepas cómo utilizarlos eficazmente. Sin embargo, una vez que lo aprendes, te resultará más fácil y rápido que el uso del hilo dental.

  • Incomodidad: Las personas que utilizan por primera vez los limpiadores interdentales pueden encontrarlos algo incómodos, especialmente si están acostumbrados a utilizar el hilo dental y/o invierten en el tamaño incorrecto. Lo mejor es empezar con un tamaño pequeño e ir aumentándolo poco a poco. No es recomendable forzar el cepillo.
  • Llegar a espacios reducidos: Cuando los dientes están muy juntos o se intenta llegar a un espacio extremadamente pequeño, el hilo dental puede ser la mejor solución.

  • Costes: Los limpiadores interdentales pueden suponer un mayor coste inicial que un rollo de hilo dental, sin embargo la posibilidad de su uso continuado, acaba por convertirlo en una opción más económica a largo plazo.

Limpiadores interdentales o hilo dental: ¿cuál es el mejor?

No hay una única respuesta correcta a esta pregunta, ya que todo depende de tus preferencias y de la forma y tamaño de tus espacios interdentales.

Dependerá de que opción sea más cómoda para ti y más fácil de mantener en el tiempo.

Aunque las investigaciones han revelado que la mayoría de las personas prefieren los cepillos interdentales o los palillos de goma en comparación con el hilo dental, en gran parte debido a la facilidad de uso, cada persona es diferente.

Si nunca has usado ninguno, te recomendamos que los pruebes durante un tiempo para ver cómo te sientes.

Sea cual sea tu elección, el hilo dental o la limpieza interdental, lo más importante es tener una rutina dental continuada para mantener la salud de tu boca a largo plazo.

Contacta con nosotros

Envíanos tu consulta

Close
2646
CONTACTA AHORA
Ir arriba
Call Now ButtonPedir cita