Clínica adaptada para niños

Los niños suelen sentir miedo a la hora de acudir a la consulta del dentista por primera vez. es muy importante que los más pequeños no desarrollen un miedo a visitar al dentista. Para eso hay que procurar que la primera experiencia de un niño en el dentista sea lo más divertida posible y prevenir con diagnosticos para tener el mejor servicio hacia a el, evitando cualquier enfermedad que se pudiera originar.

Existen diferentes posibilidades para conseguir el hacer de tu clínica dental un sitio agradable para los niños.  El ambiente odontológico debe propiciar que el dentista infunda seguridad en el niño y que el primer contacto sea agradable.

A continuación, te damos los consejos por los que la Clínica Gonzalvo da una experiencia a los más pequeños lo más grata posible y hace que la tarea de cuidar de su salud bucodental sea muy sencilla.

Espacio y mobiliario

Es primordial escoger un área adecuada y destinada totalmente a los más pequeños. Hacer de tu clínica dental un lugar donde los niños aprenden hábitos saludables, cuidan su salud bucodental, y sobre todo se divierten con muchos juegos y actividades.

Se trata de crear una zona de juegos separada del resto de la clínica, con elementos recreativos como cartulinas, colores, cuentos y juegos. Usa tu imaginación para crear experiencias que hagan que la visita sea divertida.

Juegos fáciles y entretenidos en los que obtienen puntos cada vez que van al dentista. Proponer fiestas temáticas, en Carnaval, con la llegada del verano, en Navidad, en Halloween, etc. con diferentes actividades.

Además de la decoración para las diferentes ocasiones, aprovecha los espacios libres de tu clínica dental para colocar algunas plantas o un acuario, ya que tienen propiedades calmantes y pueden ayudar.

Escoge mobiliario de colores divertidos y atractivos como el naranja o el verde, y dispón sillones adaptados a la altura de los más pequeños.

Ambiente

Aromas: Un truco muy útil es usar ambientadores o difusores con un olor que transmita confianza a los niños, como pueden ser aromas cítricos, frescos o de flores.

Música: Tiene un gran poder calmante y transmite mucha tranquilidad. Utilizar música ambiental ayuda a crear un ambiente más relajado y a camuflar los posibles ruidos del equipo odontológico.

Tecnología: Los niños de hoy en día se divierten con los dispositivos tecnológicos. Puedes ofrecer wifi gratis para que ellos jueguen con sus dispositivos y disponer de una tablet con juegos divertidos para hacer amena la espera. O incluso tener una televisión con Youtube, Netflix y otras plataformas para que ellos elijan lo que quieran ver.

Salud y diversión de la mano

No se trata de evitar que los niños tengan miedo de ir al dentista, sino de que les guste y que cada vez que tengan que ir, quieran hacerlo. Para ello, debes convertir tu clínica dental en un espacio de juegos y diversión.

Hacer de tu clínica un espacio divertido no es tan difícil como conseguir que los niños sigan las rutinas de salud bucodental necesarias para mantener una sonrisa sana y bonita. Sin duda, los padres juegan el papel más importante, ya que en casa ellos deben hacerse cargo de esta tarea.

Sin embargo, desde la clínica hay también muchas posibilidades de incentivar a los niños. Una opción es crear una ficha o carnet para cada niño en la que se acumulan puntos cada vez que cumplen con sus rutinas de cuidado de higiene o incluso respecto a otros buenos hábitos.

Cada vez que consigan superar un número determinado de puntos, pueden llegar a nuevos niveles y obtener diferentes premios y regalos.

En nuestra clínica, lo más importante es la salud de nuestros clientes. Por ello, ponemos a tu disposición profesionales para ofrecer a los más pequeños un tratamiento personalizado y las herramientas necesarias para que ellos aprendan a cuidarse solos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba