Endodoncia: qué es y para qué sirve

En Gonzalvo Clínica Dental queremos informarte sobre qué es exactamente una endodoncia.  En términos generales es el tratamiento de los conductos del diente. Dentro de los conductos del diente está la pulpa dental. La pulpa dental es el paquete vasculonervioso que entra por la punta de la raíz hasta la cámara pulpar. La pulpa da sensibilidad al diente y vitalidad a la dentina.


¿Por qué puede inflamarse la pulpa dental?

Las causas más habituales son las siguientes.

La primera es la caries, ésta provoca una desmineralización del tejido dental y con ello una pérdida de parte de la estructura del diente con lo que la pulpa se queda desprotegida. Esto normalmente provoca alta sensibilidad a la temperatura y finalmente dolor, significa que la pulpa se ha inflamado.

Otra de las causas son las grandes obturaciones (empastes). En este caso suelen producir una agresión a la pulpa dental y ésta se defiende extrayéndose y en ocasiones se necrosa, dando lugar a infecciones y estas infecciones a su vez a abscesos y flemones.

El diagnóstico normalmente se hace en primer lugar con una anamnesis, en la cual le hacemos una serie de preguntas al paciente para valorar los síntomas.

Luego haremos una exploración bucal para observar si hay anomalías y posteriormente pruebas complementarias que normalmente son radiografías.

A partir de aquí llegamos al diagnóstico y establecemos tratamiento endodóntico. Generalmente este se inicia con la anestesia, en ocasiones si está necrosado puede no ser necesaria, aunque sí recomendable.

A partir de aquí iniciamos el acceso a la cámara pulpar y eliminamos la caries si existe. Una vez llegados a la cámara localizamos los conductos y cuando los tenemos localizados hacemos la conductometría, es decir, la medición de su longitud.

Posteriormente instrumentamos los conductos, proceso en el cual eliminamos tejido necrótico en su caso o eliminamos el paquete vasculonervioso, además de limpiar las paredes de los conductos.

Y ya sólo nos quedaría la obturación de los mismos con gutapercha.


Concepto de Endodoncia

Como explica la Asociación Española de Endodoncia, la Endodoncia es la rama de la Odontología que trata de la morfología, fisiología y patología de la pulpa dental y de los tejidos alrededor de la raíz.

Dentro del diente, debajo del esmalte (la parte visible del diente) y la dentina, hay un tejido blando llamado pulpa. La pulpa contiene vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo que alimenta al diente durante su formación.

La pulpa es importante durante el crecimiento y formación del diente. Sin embargo, cuando el diente haya madurado completamente, puede sobrevivir sin la pulpa.

La alteración de la salud de la pulpa del diente puede ser debida a diferentes causas, como por ejemplo, las lesiones profundas de caries o los traumatismos dentales.

Los tratamientos endodónticos son procedimientos que tratan el interior del diente o buscan preservar su salud e integridad, con la finalidad de mantener la dentición natural, el hueso y la encía que la rodea, así como su funcionalidad. Ayuda a conservar una sonrisa natural, comer con comodidad y a que, con un adecuado cuidado, el diente pueda durar como el resto de la dentición.

Qué es una endodoncia y para qué sirve

La Endodoncia se ocupa de prevenir las infecciones dentales, de su curación y de regenerar el propio hueso perdido alrededor del diente como consecuencia de la patología dental como ninguna otra especialidad bucodental. La Endodoncia se basa en la evidencia científica con el objetivo de salvar el diente y mantener los tejidos que lo rodean, ya sea la encía o el hueso.

Cuando un diente presenta una infección severa y requiere tratamiento endodóntico, ese tratamiento está diseñado para eliminar las bacterias de los conductos del diente, prevenir su infección y salvar el diente natural.


¿Cuándo se necesita un tratamiento endodóntico?

El tratamiento endodóntico es necesario cuando la pulpa dental está inflamada y se infecta, duele y supura. Esto puede ocurrir por varias causas: caries profunda, traumatismos o fracturas en el diente y por otros procesos patológicos que puedan afectar al diente. Si no se trata la inflamación o la infección de la pulpa, puede presentarse dolor intermitente o constante y, a veces, puede aparecer un flemón (con hinchazón de la encía de la mucosa oral) o una fístula (con supuración).

En la Clínica Gonzalvo somos expertos en garantizar una plena salud bucodental, cuando nos visites, uno de nuestros especialistas valorará tu situación mediante un análisis detallado, además de ofrecerte las pautas necesarias para que lleves a cabo hábitos saludables para tus encías y dientes.

Más información sobre Clínica Dental Gonzalvo en:

Clínica Gonzalvo. Calle Sanclemente 15-1º, Oficina 6.

De lunes a viernes, de 09 a 19:30h

Pide tu cita: 976 795 785

•  •  •

«Una persona que nunca cometió un error nunca intentó algo nuevo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba