Abordaje de hipomineralización incisivo molar

Abordaje de hipomineralización incisivo molar

El abordaje de hipomineralización incisivo molar es una patología que se caracteriza por la alteración en la mineralización de algunos dientes molares e incisivos en la edad pediátrica. Es fundamental un diagnóstico a tiempo en tu clínica de confianza.

Los pacientes afectados por hipomineralización de incisivos y molares

Los primeros años de la vida de una persona resultan crucial para la salud dental.

Cuando la mayoría de dientes de leche se han caído y nacen las piezas definitivas, resulta imprescindible acudir al dentista anualmente.

En esta etapa pueden surgir diferentes problemas, como por ejemplo el Síndrome HIM o MIH (Hipomineralización Incisivo Molar).

Se trata de una patología que afecta al menos a uno de los molares pudiendo afectar a algún incisivo permanente.

Radiografía del Síndrome HIM

La hipomineralización del esmalte de los primeros molares es la más común de las alteraciones del desarrollo en los dientes y está prevaleciendo.

Este síndrome se trata de una patología que cursa con defectos de desmineralización del esmalte en los primeros molares permanentes.

Etiología del abordaje de hipomineralización

Sigue siendo desconocida. Es necesario más estudios y más tiempo para ver si esta evolución puede ser al azar.

A día de hoy, para explicar el porqué de las alteraciones de la mineralización del esmalte, es necesario saber las causas de estas.

Según las publicaciones científicas, las hipoplasias se proucen en la fase de aposición de la odontogénesis, dejando una capa de esmalte patológicamente fina.

El cuadro clínico se asocia con alteraciones sistémicas o agresiones ambientales que ocurren en los primeros años de vida.

Factores sobre los diferentes casos del Síndrome de HIM

En la mayoría de casos, se combinan varios factores, entre los que se pueden destacar:

  • Factores prenatales: episodios de fiebre materna e infecciones virales del último mes de embarazo.
  • Factores perinatales: prematuridad, bajo peso al nacer y partos prolongados.
  • Factores posnatales que actúan principalmente en el primer año de vida: problemas respiratorios, otitis, alteraciones del metabolismo, alteraciones gastrointestinales, entre otros.

Hay algún factor que interfiere en la amelogénesis de estos dientes, pero sigue habiendo muchas incógnitas. Los últimos estudios parecen indicar una etiología genética por la alteración de algún gen implicado.

Patologías asociadas

En cuanto a este punto, lo cierto es que no hay nada claro. Quizás los estudios apuntan a una relación con falta de vitamina D y una mayor predisposición a padecer el síndrome, pero debe existir una presiposicion genética.

No es que aparezca solamente en menores y tenga repercusión solo en ellos, sino que se manifiesta con la erupción de los primeros molares permanentes, lo cual acontece en torno a los 6 años y medio de edad.

Diagnósticos del Síndrome HIM

El diagnóstico resulta fundamentalmente clínico, sin ser difícil de diagnosticar, ya que el dentista, analizando los dientes, puede apreciar la alteración en estos dientes.

Es recomendable hacer un diagnóstico diferencial con otras alteraciones parecidas. Este diagnóstico diferencial resulta bastante claro.

Calidad de vida de los afectados

Una de las circunstancias más delicadas a las que se enfrentan los pacientes con Síndrome de HIM pasa por el hecho de afectarse la estructura del esmalte, lo que hace que estos dientes pierdan su capacidad protectora frente a los agentes externos, generando gran sensibilidad para estos dientes afectados.

Criterios diagnósticos a tener en cuenta

La Academia Europea de Odontopediatría desarrolló en el año 2008 una serie de criterios diagnósticos:

1º criterio: Opacidades delimitadas. Alteraciones en la translucidez del esmalte de espesor normal, bien delimitadas, variables en grado, de superficie lisa, pudiendo variar el color entre blanco, amarillo y marrón.

2º criterio: Fracturas del esmalte post-erupción. Pérdida de la superficie del esmalte inicialmente formada, después de la erupción. La pérdida de esmalte está frecuentemente asociada a una opacidad delimitada preexistente.

3º criterio: Restauraciones atípicas. El tamaño y la forma de las restauraciones de uno o más primeros molares no sigue el patrón de caries de los restantes dientes del individuo. Normalmente, son restauraciones amplias que invaden las cúspides. Pueden verse opacidades en el contorno de las restauraciones.

4º criterio: Exodoncias de primeros molares permanentes debido a HIM. Ausencia de un primer molar permanente por oxodoncia, asociada a opacidades o restauraciones atípicas en los restantes primeros molares o incisivos.

5º criterio: Diente no erupcionado. Primer molar o incisivo permanente para ser examinado que no está erupcionado. En la exploración de un diente con hipomineralización es posible apreciar opacidades que varían de color blanco tiza a amarillo- marrón. Las zonas afectadas suelen ser las cúspides de los molares y los bordes incisales e los incisivos.

Diferentes grados de afectación del Síndrome HIM

Según la bibliografía científica, existen diferentes grados de afectación:

  • Grado 1: En este caso, las opacidades se localizan en áreas que no suponen tensión para el molar.
  • Grado 2: En esta etapa, el esmalte hipomineralizado es de color amarillento-marrón con afectación de las cúspides, con pérdida leve de sustancia y sensibilidad dental. Las opacidades suelen hallarse en el tercio incisal-oclusal.
  • Grado 3: Esta última etapa se caracteriza por la deficiencia mineral en gran escala con coloraciones amarillentas-marrones y grandes defectos en la corona, con gran pérdida de esmalte, y en algunos casos, destrucción coronaria. En estos casos se suelen producir fracturas de esmalte poserupción e hipersensibilidad.

Criterios de gravedad

HIM LEVE:

  • Opacidades bien delimitadas en zonas sin presión masticatoria.
  • Opacidades aisladas.
  • Esmalte íntegro en zonas de opacidades.
  • Sin historia de hipersensibilidad del esmalte.
  • Si está involucrado un incisivo, su alteración es leve.

HIM MODERADA:

  • Restauraciones atípicas
  • Opacidades bien delimitadas en el tercio oclusal, sin fractura poseruptiva de esmalte o caries limitadas a una o dos superficies, sin involucrar cúspides.
  • Sensibilidad dentaria normal.
  • Los pacientes o sus padres expresan preocupación por la estética.

HIM GRAVE:

  • Fractura de esmalte en el diente erupcionado.
  • Historia de sensibilidad dental.
  • Amplia destrucción por caries asociadas a esmalte alterado.
  • Destrucción coronaria de rápido avance y compromiso pulpar.
  • Restauraciones atípicas defectuosas.
  • Los pacientes o sus padres expresan preocupación por la estética.
Scroll al inicio
Pedir cita