Odontología Infantil

Un clima acogedor y familiar para solucionar los problemas del futuro.
Odontología Infantil

50 años de recorrido profesional trabajando con niños

En Clínica Gonzalvo vemos fundamental que la primera visita se realice cuando aun son bebés para poder hacer un seguimiento de la evolución junto con su pediatra o especialista. Mediante la prevención, las revisiones y el seguimiento de sus hábitos, nos encargaremos de solucionar problemas futuros antes de que aparezcan. Además, haremos que las visitas al odontólogo sean para ellos una experiencia agradable, en un clima acogedor y familiar, y no un momento traumático.

Ambiente tranquilo destinado a cuidar de su bienestar

Somos conscientes del temor que pueden sentir los niños ante una visita al odontólogo, por eso generamos un clima acogedor para que las revisiones no sean un mal trago para ellos, sino un momento tranquilo destinado a cuidar de su bienestar. Además, Clínica Dental Gonzalvo es también una clínica especializada en la odontología de familia en la que el niño puede ver como el resto de los integrantes de la familia también participan de estas visitas y son tratados también.
Ambiente tranquilo destinado a cuidar de su bienestar

Salud bucodental de los más pequeños es nuestra preocupación principal

Creemos firmemente en la prevención: el tratamiento de sus hábitos -desde la forma de respirar hasta chuparse el dedo- así como sus rutinas de higiene, es el mejor método para solucionar problemas futuros, como las caries o las formas inadecuadas de morder, antes de que se manifiesten.

Los niños deben aprender a cuidar de sus dientes y su boca desde que son muy pequeños para que crezca bonita y sobre todo sana. Los padres deben enseñar a sus hijos a cepillarse los dientes correctamente y a generar unos hábitos de limpieza y cuidado saludables. A los 3 años es recomendable realizar una primera revisión y a partir de ahí, realizar de manera periódica (cada 6 meses) nuevas revisiones. Se tiende a pensar que los dientes de leche deben carecer de un cuidado específico, pero también hay que cuidarlos para que los dientes definitivos sean sanos y fuertes. Los dientes de leche serán la base de la dentadura futura y de los maxilares, y hay que controlarlos desde el principio. A los 5 años hay que realizar una revisión dental para realizar un estudio de crecimiento y valorar la ortodoncia, controlando el crecimiento de los maxilares y los dientes.

Salud bucodental de los más pequeños es nuestra preocupación principal